La publicación no constituye una oferta comercial. No es una base para presentar reclamaciones. Las fotografías presentadas son imágenes ilustrativas, no fotos reales de los productos.

El color y la textura reales del revestimiento pueden diferir de los presentados en el material publicitario. Las fotos de los colores no constituyen motivo de reclamación.